|

25/1/21

Formosa: perdió un embarazo en un centro de aislamiento



La historia de Zunilda Gómez generó conmoción en las redes sociales luego de que la mujer perdiera su embarazo por estrés mientras estaba en un centro de aislamiento en Formosa, provincia apuntada por obligar a los contagiados a encerrarse en "condiciones inhumanas". "Yo fui sana y perdí todo ahí adentro", expresó la mujer que estaba embarazada de tres meses y medio.

"Lo que pasamos no se lo deseo a nadie. A mí me afectó el encierro, me asustó estar bajo llave. Mi esposo perdió el trabajo y yo un hijo, ahora tenemos que empezar de cero. Yo me fui sana y perdí todo ahí adentro", expresó la mujer en diálogo con TN.

El hecho se conoció cuando el diario La Nación publicó la historia en la que Zunilda Gómez, de 33 años, su esposo Juan Gabriel Núñez Centurión, de 32 años, y sus tres hijos de 5, 8 y 12 años fueron obligados a aislarse debido a que un vecino suyo dio positivo de coronavirus.

La familia oriunda de Clorinda fueron trasladados a un centro de aislamiento luego de que a mediados de diciembre un vecino suyo dio positivo. Pese a que aseguran que no habían tenido contacto con el hombre, las autoridades sanitarias trasladaron a la familia al Hotel Embajador de esa ciudad el 19 de diciembre.

Según relataron, hisoparon a toda la familia, el 19 y 26 de diciembre, y los resultaron fueron negativos. De todas maneras, continuaron aislados en un lugar en el que no se sentían cómodos: "El lugar era muy chico y nosotros teníamos que limpiarlo. Cuando llegamos, las sábanas eran viejas, estaban usadas y había colillas de cigarrillo. No había mesa, solo dos sillas, tres tenedores y un cuchillo, que ni sabíamos quién los había usado. Nos quedábamos en la cama porque no podíamos salir, estábamos en una pieza y no podíamos ir al pasillo".

En ese momento, la mujer comenzó a tener pérdidas de sangre. Su pareja pidió desesperadamente que la trasladen al hospital Cruz Felipe Arnedo, donde le dieron medicamentos y la mandaron nuevamente al centro de aislamiento.

El 31 de diciembre les realizaron un nuevo hisopado y en este caso, el del padre dio positivo. Según denuncian, nunca les mostraron ningún papel ni documento oficial sobre el resultado de los test, solo se los transmitían verbalmente. A Juan Gabriel lo trasladaron al estadio Cincuentenario mientras que Zunilda quedó sola en el centro de aislamiento con sus tres hijos y su embarazo.

El 4 de enero volvió a tener pérdidas de sangre: “Cuando me llevaron al hospital, el doctor me dijo que ya había expulsado a mi bebé en el hotel, que tenía coágulos y debía quedarme internada para hacerme un legrado”. Según contó, Zunilda reclamó la copia de su historia clínica en el hospital, donde le dijeron que la habían extraviado.

Los niños habían quedado solos en el centro de aislamiento: “Le dije a mi hija que se encerrara, trabara la puerta con la silla y le diera el celular a la más chiquita para entretenerla. Le pregunté a la Policía qué iba a pasar con ellos, quién se iba a hacer cargo y me dijo que había un oficial. Yo no dormí en toda la noche sabiendo que estaban ahí solos”.

Recién el 14 de enero, tras estar casi un mes en aislamiento y tras cinco hisopados negativos, les permitieron volver a su casa. El padre estuvo unos días más en aislamiento, pero finalmente volvió a su casa. El hecho generó una gran conmoción y repudio en las redes sociales por las condiciones de aislamiento que se mantienen en Formosa.

Fuente; MsN.com 📡 📺

No hay comentarios:

Publicar un comentario